lunes, 29 de julio de 2013

Camargo y Ochaita.


¿Se nota que soy varón?


Ya son 564 apellidos en el blog.

Creo que la seriedad con que abordo el contenido estrella de este blog, el origen de los apellidos, no implica que no pueda añadir imágenes agradables, entretenidas, divertidas a veces. Y eso hago, para que usted aborde el tema del origen de su apellido con distensión. ¡Que así sea! Ah, en “Libros de Heráldica y Genealogía” (en los enlaces de esta página) puede solicitar la historia completa del apellido (en esa página ver y pinchar Investigación Genealógica en la columna de la izquierda). Se lo entregan de forma similar a la aquí expuesta, o como ustedes prefieran.
Utilizo imágenes que aparecen en Internet. Suplico disculpas a sus propietarios (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente).
  

Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas colaboradores de la librería. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros o nuestros colaboradores a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 304.870 apellidos (incluidos los extranjeros que se encuentran actualmente viviendo en España, y de los que hay mas de 5 individuos, o de aquellos militares que a lo largo del tiempo han sido oficiales españoles y extranjeros de nuestro Ejército) y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.




Camargo
María Elisa Camargo, ecuatoriana.
Que sea una mujer guapa, es pura
coincidencia con lo que dije de varón.
Apellido de vieja raigambre cántabra. Su cuna se encuentra en el valle de Camargo, cuyo nombre tomó. Pasan más tarde a establecerse en la villa de Santillana, en la misma comunidad. Con posterioridad algunas de las familias quedan en Muriedas y Maliaño del mismo municipio de Camargo.

Ramas de esta casa se extendieron por Castilla, fundando nuevos solares en Castrogeriz y Roa en la provincia de Burgos; Ágreda, en la de Soria; Pozal de Gallinas, en la de Valladolid; en Guadalajara y en la de Plasencia (Cáceres).

Fue en Burgos donde este linaje estaba bien considerado, dedicándose sus miembros, principalmente a los negocios de exportación, que decían propio de mercaderes.

Diego de Camargo responde al llamamiento que hicieron los señores Reyes Católicos, año 1494.

Más recientemente pasan a Malagón, en Ciudad Real y otra rama lo hace a Cazalla de las Sierra, en Sevilla, extendiéndose por las provincias andaluzas.


Ochaita
Esta es la voz, para que nosotros callemos,
aunque con esto de los apellidos y su origen
no me calla nadie.
Dicen los tratadistas vascos que se ocupan del apellido que es uno mismo Orchaita, Ochaita u Ochaitia, con casas en la anteiglesia de Bérriz (dos de ellas), en Vizcaya, y la otra en Guipúzcoa. Una de las de Vizcaya se llamaba Ochaitabeitia (la casa Ochaita de la parte interior).

Otras localidades vizcainas de las que se tiene constancia de la ubicación de esta familia es Durango, hacia 1576; Abadiano, en 1637 y Mañaria, en 1661.

Miembros de esta familia pasaron a Guatemala, Méjico y Perú.

A Guatemala acudieron en los primeros tiempos, y allí ha habido numerosa descendencia. En Perú, a mediados del siglo XIX se establecieron en Lima, y en Méjico a principios del siglo XVIII se les encuentra en Cítela, en el estado de Puebla.

En Estados Unidos han tenido casa en California y Virginia.

Según López Mendizábal, que se ocupa de la traducción de los nombres vascos, este es variante de Ozaeta (lugar de gramas), o de Echaita, Echeita u Ochoita (las casas).




Cuidado con ellos.
¡Que pueden desaparecer!

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal