martes, 23 de abril de 2013

Rodríguez de Celis.



Como un rayo. Así espero que haya pasado mi etapa "libidinosa".


Tendremos que decir sobre las ilustraciones que acompañaban a estos trabajos, que aunque fracasado por su puesta en circulación, no ha sido una perdida. El fracaso hubiese sido no haberlo intentado. Me doy cuenta que en un trabajo serio como este de destapar el origen del apellido, no debe ser acompañado por imágenes frívolas. Pero hice un intento, y creo que lo conseguí, y esa es mi renta. De escasas entradas al blog, a cerca de 150 en el día. Espero que se mantengan aunque gire 360 grados.
Cuando dicen que no debo ir por esos derroteros ¿Quién tiene la razón? ¿Los otros, los teóricos ganadores? Pero es posible que la ganancia sea de las dos partes, cada cual con su punto de vista. Se que tienen razón, que este es un trabajo serio, pero ¿cómo se entra a la seriedad?
Hay que ser sensible con los demás, temeroso, modesto, pero eso no significa que no tenga que actuar, aunque me haya confundido.
Ya está bien, no quiero seguir escribiendo, que no tenemos más tiempo para leer estas disquisiciones.
Continúo utilizando imágenes que aparecen en Internet, pero de otro carácter. Ruego disculpas a sus propietarios (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente).
 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas colaboradores de la librería. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros o nuestros colaboradores a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 302.276 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados “raros” o de difícil localización.




Rodríguez de Celis
La composición de este apellido, como es frecuente, nos crea preguntas, confusiones e insalvables dificultades, a los que nos complacería poner mayor claridad y certeza en casos como el presente, sin que a lograrlo nos ayude el escrupuloso examen genealógico, y las contradictorias fuentes informativas a que hemos podido acudir. Un ejemplo claro lo tenemos en el concejal, y otros diferentes cargos políticos, Alfonso Rodríguez de Celis, portavoz municipal del PSOE en Sevilla, quien escribe su nombre de esta manera, aunque el verdadero es Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.
 
Luis Rodríguez de Celis, el "ciberabuelo" cántabro
que se maneja perfectamente con las nuevas
tecnologías.
Opinamos, sin atrevernos a asegurarlo por la escasez de diferentes escritos de los genealogistas, que tiene su origen en el norte de Castilla, incluyéndose en esta denominación a la hoy Cantabria. Todo nos lleva a pensar en que la unión viene de Alonso Rodríguez Valderrabano, primer Marqués del Trebolar.

Antonio Rodríguez de Celis, marqués del Trebolar, hizo obsequio al pueblo de Castromonte, en plenos Montes Torozos (Valladolid), de un buen colegio de piedra junto a otras donaciones.

Según testimonio de otro documento de limpieza de sangre el apellido era originario de Villadiego, en la provincia de Burgos.

Existe la Fundación Rodríguez de Celis, en Melgar de Fernamental, Burgos.


Adios a una etapa, adieu, goodbye, au revoir, auf wiedersen, adios.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal