domingo, 31 de marzo de 2013

Ballestero y Réngel.




¡Que se me cae mi niña! ¡Que se me cae mi niña!



A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! (Si alguna de las imágenes infringe o vulnera la privacidad o los derechos de autor, ruego que os pongáis en contacto conmigo para retirarla inmediatamente). Lo que trato es de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y que con recurso tan discordante aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de las referencias que tengo y que, entre otras cosas, no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes, o donde,  se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido (abuelos, bisabuelos, etc.), para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 302.100 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados “raros” o de difícil localización.

Quiero que quede claro que yo trato de poner lo más estricto sobre el origen del apellido, cualquier apellido, y EyP son los expertos en estudiar el verdadero origen y significado del mismo. En un breve informe de un folio, bellamente ilustrado, describen su origen, y los lugares donde se encontró, personajes ilustres y quienes lo llevaron a lo largo de los tiempos, bien sean nobles o no, pues opinan que no todos cuantos lo utilizan pertenecen a la nobleza. En ese pequeño dossier se incluye un blasón utilizado por alguno de los miembros de ese apellido, aunque, insistimos, el escudo pertenece a una familia concreta y sus descendientes directos. Además, si en lo que estás interesado, es en una exposición más completa, ellos te la darán impresa sobre papel pergamino. Y lo mismo te facilitan un árbol genealógico o tu propio blasón, que también lo pueden crear, aunque posteriormente haya que pasarlo por el notario, al no existir Rey de Armas, para que de Fe del mismo, y nadie te lo pueda copiar. Insisto, son ellos y no yo. Lo que a mi si me atañe es que os haya podido AYUDAR y AGRADAR.



Ballestero
De esta profesión sale
el apellido.
Ilustre linaje de gran antigüedad, muy extendido por España, habiendo tomado su apellido de la noble profesión que sus caballeros tuvieron en los Ejércitos españoles.

Una de las ramas de esta familia se asienta en Chinchilla (Albacete), mientras otras se establecen en Canarias.

De algunos de los lugares donde se han ubicado las distintas ramas de esta familia nos pueden dar cuenta los expedientes de nobleza instados por miembros de la misma ante la Real Chancillería de Valladolid, y que se conservan en su Sala de Hijosdalgo Cabezón;  Navarrete; Alaejos; Velilla; Mosagro; Almanza; Valdestillas; Valladolid; Fuentelapeña; Villanueva de la Sierra  y Rueda.

Diversos individuos con este sobrenombre pasan a América en los primeros momentos


Réngel
Uno de los tratadistas que se han ocupado de este apellido es Arévalo, quien afirma que procede de las montañas de Cantabria, en Santillana, desde donde algunos de sus miembros pasan a establecer sus nuevos hogares en Andalucía. Afirmándose en todos los lugares donde se trata del mismo, que son sus sinónimos los apellidos Rangel y Ranjel.
 
Antonio Réngel, cantaor.
También se ha ocupado de este apellido Juan Baños de Velasco, cronista de Carlos II, en su “Nobiliario General de España” quien escribe: “Ranxel en escudo de oro cinco flores de lis escacadas de blanco y colorado”, añadiendo más adelante “Réngel de Andalu.ª (Andalucía) en oro cinco Flores de Lis xaqueladas de blanco y gules”, de donde se desprende que los linajes Rángel, Ránjel y Rénjel fueron uno mismo, con ligera variante ortográfica.

El actual cronista de Armas Vicente de Cadenas, en “Armería y Nobiliario de los reinos españoles”, afirma que es este un apellido procedente de Cataluña, mientras que para Julio de Atienza, en  "Nobiliario Español", es linaje extremeño.



¿Qué les parece, señoras? A que el chico es guapo.
 

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal