jueves, 21 de febrero de 2013

Rojas y Obregón



¿Y lo que falta?


A veces con las imágenes, siempre tomadas de Internet, soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos. Alguien, sin idea, señala que tendría que poner en un blog de apellidos, el blasón de la familia. Y reitero que es eso, de la familia, no del apellido, pues este no tiene escudo, PERO SI ORIGEN. 


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, solicítalo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog. ¡Una aclaración! Los datos aquí expuestos, fidedignos, son una parte de los que tengo, y entre otras cosas no les puedo facilitar donde se han obtenido, por formar parte del patrimonio de la librería EyP; siendo ellos los “sabedores” del valor de dicha información y a quienes se puede consultar sobre la misma. Otro dato importante se refiere a que la prodigalidad de apellidos no nos permite entrar en genealogías individuales. Quiere esto decir que “nunca”, “nunca” vamos a acometer el estudio profundo de la familia de un apellido, para ello hay otros expertos genealogistas. En la librería EyP si se harán precisos árboles genealógicos, escrupulosos escudos, perfectos dosieres  familiares (en imitación de papel pergamino), pero siempre con sus propios datos, o la información proporcionada por nosotros a partir de sus observaciones. Así y todo, me enorgullezco de saber “algo” de 300.000 apellidos hispanos y de decir aquí una pequeña parte, incluyendo aquellos apellidos considerados de difícil localización.



Rojas
Uno de los más antiguos linajes de España. Su primitivo solar se encontraba en el lugar de Rojas, que hoy es villa perteneciente al partido judicial de Briviesca, en la provincia de Burgos.

El erudito historiador Antonio de Barahona, cronista del Emperador Carlos V, en su manuscrito titulado “Rosal de la Nobleza”, sobre este linaje escribe: "… el fundamento del linaje de Rojas procedió de esta manera: Un cauallero de las Montañas fue apoblar a Castilla la vieja y era home de quenta y valor, este dicen que fundó la casa de Rojas.."
Libro de Agustín de Rojas.

Probó su nobleza repetidas veces en las Ordenes de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa, Carlos III y San Juan de Jerusalén, en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada y en la Real Compañía de Guardias Marinas.

Sin embargo no todos los cronistas se ponen de acuerdo en quien es el primer tomador de este apellido. Para unos es Diego López "el Blanco", mientras para otros es Lope Sánchez, ambos nacidos en la primera mitad del siglo X.

La realidad es que el apellido se extiende por toda la península, y de manera especial en Andalucía, por lo que muchos genealogistas le califican de linaje andaluz. Y no les falta razón pues una de las más ilustres familias se establece en Antequera, provincia de Málaga, desde donde se expande a otros lugares y pasando a Indias.



Obregón
Según diversos tratadistas este noble y principal linaje tienen su origen en Francia, donde fue fundado, allá por el año 780 de la Era Cristiana, por un príncipe de aquella nación, siendo su primer apellido el de Borbón, que posteriormente se transforma en Obregón, al habitar, en España, la villa que llevaba este nombre. Según parece, el progenitor de esta familia se llamaba Lope Rodríguez de Obregón, quien creó su primitivo solar en el Valle de Cayón (Cantabria).
Álvaro Obregón (1880-1928), presidente de Méjico.

Para otros autores el linaje arranca del año 725, aunque no se dice mucho sobre el por qué de esta fecha, ni tampoco se conocen documentos que lo atestigüen.

Dice la hablilla sobre este príncipe francés, al que se nos presenta como el fundador y progenitor del linaje Obregón, que se llamaba Eurico, y se estableció en Asturias, tomando parte activa en las primeras batallas de la reconquista, por lo que le recibió en recompensa la villa de Santander. Heredamiento al que se opusieron algunos los caballeros que rodeaban al monarca, por lo que el rey le cambió esta villa por otros estados en Pinilla, Villaescusa y Cayón, en la misma Comunidad. Casó con Odosinda, siendo padres de Rodrigo de Borbón, quien se retiró a sus estados de las Asturias de Santillana, edificando una casa fuerte a orillas del Cayón, en un sitio denominado Obregón, estableciéndose luego en otros lugares de la misma provincia, tales como Bárcena de Pie de Concha, Sierrapando, Santa Cruz de Iguña y Molleda; en Santa María de Cayón, Vega de Cayón, Villasevil, Pinilla y Llerena; Entrambasaguas, Santa María de Aguayo y Reinosa.

También vosotras teneis derecho.

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal