domingo, 27 de enero de 2013

Del Cid, Meléndez.




Os prometo deciros algo muy verde al final de la página.


Quien lo iba a decir. Una vaca con alas.


A veces con las imágenes soy atrevido ¡Mis disculpas a quien le puedan molestar! Pero trato de llamar la atención hacia el blog, por cualquier medio, bajo cualquier circunstancia. Imito a Dalí, que los escaparates de una joyería de las más importantes de Nueva York, los llenó de jamones, y alguna joya. Una manera de solicitaros vuestra parada, de procurar vuestra atención, y así aprovechéis a ver los apellidos. Mi trabajo me cuesta hacerlos.


Cuéntalo a tus amigos para que sepan donde pueden encontrar el origen de su apellido. Y aunque creas (o crea) que el que tiene/s solo es el s/tuyo y el de s/tu familia, pídelo de igual manera en cualquiera de los “comentarios” de este blog.




Del Cid
Parece ser que este apellido tiene su origen en Alláriz, en el lugar de Guede, en Barbadanas, en la provincia de Orense, extendiéndose luego por el Reino de León, para más tarde distribuirse por toda España, Portugal y América. Y si esto puede ser cierto, es más probable que el apellido con la preposición "del", haya nacido en cualquiera de los lugares geográficos que tengan estas dos voces en su composición, y que no son pocas, como pr ejemplo El Poyo del Cid, Lucena del Cid, Monforte del Cid, Santa Gadea del Cid, Valencia del Cid, Villafranca del Cid o Vivar del Cid.

La antigüedad del apellido, con preposición o sin ella, es notoria, pues en 1042, es decir, contemporáneo del Cid Campeador, aparece un siervo llamado Julián Cid, según cita Godoy Alcántara, de donde se desprende que este título, que tomado del árabe significaba "señor", no era privativo de la nobleza ni siempre era otorgado por los árabes, como la leyenda dice en el caso de Rodrigo Díaz de Vivar, sino que en la Edad Media unas veces los cristianos adoptaban títulos musulmanes (recuérdese a Alfonso VI, cuando se firmaba "Alfonso Ben Sancho", o a la familia de los Beni Gómez, de la misma época) y otras, eran los musulmanes los que se adosaban títulos cristianos (Don Mohamed, Rey de Granada), dependiendo casi siempre de una moda impuesta por la hegemonía.

No parece que existan familias descendientes directas de aquel célebre caballero, ya que el único hijo varón del Cid Campeador murió joven y sin descendencia.




Meléndez
Descendiente, según la tradición, de un Infante de Inglaterra. Aunque se debe decir que es un apellido patronímico, hijo de Melendo, (variante de Menendo) nombre personal germánico de tradición visigoda, con mucho uso durante la Edad Media española.

Roy Meléndez es heredado en la villa de Arjona, o en su término, en Jaén, cuando fue conquistada por Fernando III, en 1286.

Isabel Meléndez, una presentadora de TV,venezolana en Argentina.
Una rama de la familia Meléndez se encontraba residiendo en la villa de Avilés (Asturias), según el padrón realizado en el mes de noviembre de 1692.

Son varios quien en el siglo XVIII probaron su nobleza para ejercer cargos en el Ayuntamiento de Madrid.

Otro de los lugares donde ha residido esta familia es en la localidad de Trigueros, en la provincia de Huelva, desde donde pasaron a Perú.

El apellido se encuentra muy repartido por España, así como en América.






Verde que te quiero verde. / Verde viento. Verdes ramas. / El barco sobre la mar / y el caballo en la montaña. / Con la sombra en la cintura / ella sueña en su baranda, / verde carne, pelo verde, / con ojos de fría plata.  / Verde que te quiero verde. / Bajo la luna gitana, / las cosas le están mirando / y ella no puede mirarlas.
Federico García Lorca
Que no es mío, no vayan a creer

Etiquetas: , , , , , , ,

1 comentarios:

A las 13 de abril de 2016, 23:27 , Blogger Antonio del Cid ha dicho...

Hola, ¡¡que logo más bonito (DELCID)!!, dónde puedo conseguirlo, ya que mi nombre es Antonio del Cid.
muchas gracias.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal